¿Hay casos de coronavirus en animales?

¿Sabías que las mascotas no transmiten el coronavirus COVID-19? Así lo ha señalado la Organización mundial de la Salud (OMS); afirmación a la cual se ha sumado la Organización Colegial Veterinaria de España (OCV), y por supuesto, es algo que tienen en cuenta todo el que ejerce como veterinario a domicilio.

Sin embargo, cabe señalar que, existe coronavirus en animales perteneciente a otras familias de dicho virus, como el coronavirus felino y el que también afecta a los canes, pero que nada tiene que ver con el del contagio protagonista de la pandemia que padece el mundo ahora mismo.

Si existe coronavirus en los animales…solo que no es COVID19

La explicación a esta afirmación radica en que el coronavirus animal forma parte del grupo de los alfa-coronavirus muy contrario del COVID19, el cual pertenece al llamado “beta-coronavirus” con una distinta carga genética. En tal sentido, si un animal resulta positivo en coronavirus no se trata del que conocemos actualmente como COVID-19 que ha cobrado tantas vidas alrededor del mundo, sino de otra clase, que animales de diversas especies ya han sido portadores.

Los expertos en sanidad animal reiteran que el coronavirus del cual se contagian los animales como gatos y perros es diferente genéticamente al coronavirus SARS-CoV-2 causantes del temible y peligroso COVID-19 que afecta al humano.

Por ejemplo, existe una clase de coronavirus identificado como MERS-CoV que apareció en camellos y dromedarios y trasmitido a humanos en Arabia Saudita en el año 2012. Así mismo del propio SARS-CoV ya había antecedentes de que se transmitió desde civetas a los seres humanos en China en 2002. Las civetas son una especie de mamífero carnívoro que forma parte de las familias Viverridae y que habita en los bosques de la India, sur de China e Indochina.

 

veterinario a domicilio
veterinario a domicilio

Hipótesis de propagación del coronavirus SARS-CoV-2

El COVID19 se originó como un brote en un mercado de mariscos, moluscos y diversos animales vivos de Wuhan, provincia de China, lo cual pudo tratarse de un virus que mutó particularmente proveniente de los murciélagos y se transmitió a las personas, convirtiéndose así, en la principal presunción de su desarrollo.

Pero, sin bien es cierto que, la falta de pruebas científicas no confirma el contagio por y hacia los animales, principalmente domésticos, deben emplearse medidas que estrechen los vínculos entre la salud humana, la sanidad animal y cuidado ambiental.

De tal manera que mediante acciones tan simples, que van desde ciudadanos comunes lavándose las manos con agua y jabón después del contacto con sus mascotas, hasta cumplir con las revisiones de los veterinarios, es que se logrará estar protegido. Esto aplica también para los animales de granja para el consumo humano.

AGENCIA EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *